DÍA NACIONAL DEL INMIGRANTE: PILAR FUNDAMENTAL DEL PAÍS

Como todos los 4 de septiembre, Argentina celebra a todas las colectividades que han forjado la historia y la identidad nacional.

Inmigrantes europeos desembarcando en Argentina. Siglo XIX

No por casualidad la Argentina es denominada siempre como el crisol de razas. Lo cierto es que han sido muchas las nacionalidades que han contribuido a la fundación de colonias, pueblos enteros y grandes regiones provinciales, pero quizás el mayor logro de estas, es haber forjado parte de la idiosincrasia de la argentinidad.

Los grupos mayoritarios de inmigrantes que han contribuido en el aspecto cultural del país son claramente los clásicos España e Italia. España corre con ventaja por el hecho de la antigua monarquía otorgándonos hasta el propio idioma castellano. Sin embargo cuando uno habla de las inmigraciones en el país, se refiere a cuando Argentina ya era una nación conformada y soberana, en vías de desarrollo, fomentando internacionalmente la inmigración. Así está dispuesto a las grandes oleadas sucedidas entre finales de siglo XIX y principios del XX. Consistió fundamentalmente con el arribo de los ya mencionados italianos y españoles, seguido de un gran contingente de alemanes y polacos y por último en menor medida ucranianos y franceses. Entre 1880 y 1915 llegaron más de 7 000 000 de europeos.

Foto de la celebración de la Kreppelfest (Fiesta de la torta frita) en Colonia Hinojo, Olavarría, Provincia de Buenos Aires.

Herencias en el lenguaje:

 Facha: transliteración en español del término italiano faccia (cara). Se usa mucho para hablar del aspecto de una persona. Por ejemplo, la expresión “qué facha” para referirse al buen aspecto de alguien.

Pibe: del genovés “pivetto” y de la jerga italiana “pivello” (novato). En la Argentina suele ser usado para decir “chico” o “chica”, así como la expresión “estás hecho un pibe” significa llevar bien o no aparentar el paso de los años.

Cobani: de la palabra del histórico vocabulario de Germanía de España, abanico (guardia cárcel o agente de policía) transformada por efecto del “vesre”, la inversión silábica tan habitual y popular en la Argentina. También de ese vocabulario encontramos, “fajar” en el sentido de golpear o pegar y “fulero” como algo feo.

Chamuyar (habilidad para persuadir): derivadas del caló “hablar”, lenguaje de los gitanos españoles. Otras expresiones actualmente utilizadas de ese dialecto son “chorear” (robar) y “luca” (mil pesos, que para los gitanos quería decir pesetas, antigua moneda de España, reemplazada por el euro).

Birra: Proveniente del italiano, para nosotros birra es una forma de decirle a la cerveza, como un cariñoso apodo. En Italia por el contrario birra es la denominación oficial.

Hoy en la actualidad podemos observar como los flujos migratorios cambiaron y los inmigrantes procedentes de Europa pasaron a ser de los países vecinos; sobre todo las colectividades boliviana y paraguaya. A su vez hay un gran incremento de los venezolanos y senegaleses principalmente en la Ciudad de Buenos Aires y región GBA.

Asociación de Colectividades extranjeras de Rosario durante las celebraciones

Compartí esta nota en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.